¡Feliz Navidad!

Siempre que llegan estas fechas la mayoría de las almas de los seres humanos se movilizan con algún tipo de sentimiento.

Como acostumbro a hacer cada año, echo la vista atrás y hago un repaso de lo que ha significado, en este caso el 2014 para mí.

Reflexiono acerca de todo lo vivido, recupero instantes de mi vida y vuelvo a zambullirme en esos recuerdos que me hicieron sonreír, llorar, enfadarme, gritar, vibrar, sufrir o disfrutar.

Son momentos de echar de menos, pero también de disfrutar con aquellos con los que tenemos la inmensa suerte de contar… para algo o para todo.

Definiría este año como el “El año de la gran zancada”… esa que me ha llevado a “desprenderme de” y al mismo tiempo a “encontrarme con”…

Desprenderme de… situaciones, sentimientos, personas, costumbres, rutinas e ideas, que se habían estancado y no dejaban fluir…

Encontrarme con… situaciones, sentimientos, personas, costumbres, rutinas e ideas que me estaban esperando y que ahora me permiten fluir y ser.

Además, me permito este espacio para:

PEDIR PERDÓN a todas aquellas personas a las que haya ofendido con mis actos, palabras, o gestos…

DAR LAS GRACIAS a todas aquellas personas que han estado y están a mi lado, que me han dado la mano cuando más los necesitaba y me han hecho creer en mi misma, ayudándome a dar esa “gran zancada”… Vosotros sabéis quienes sois y lo mucho que significáis para mí.

RECORDAR a aquellos que un día fueron importantes para mí y que ya no están conmigo físicamente, pero siempre llevaré en mi corazón y en mi recuerdo.

PEDIR para mí y para los míos, que este nuevo año esté repleto de:

Risas, carcajadas, sonrisas, diversión, magia e ilusión…

Mimos, ternura, comprensión, respeto y amor…

Tiempo para disfrutar del sol, la lluvia, las estrellas y el arco iris.

Momentos para bailar, cantar, saltar y vibrar con la música.

Momentos de esa soledad que hace falta y esos espacios llenos de ese silencio que tanto enriquece.

Personas con las que sobrellevar mejor mi tristeza y con las que poder disfrutar de mi alegría.

Instantes para llorar y desahogarme, emocionarme, reir o enfadarme…en definitiva sentirme viva.

Y es que no hace falta que sea Navidad para abrir el corazón y expresar tus deseos, pero… qué mejor momento que éste, en el que los sentimientos están a flor de piel para dar rienda suelta a las emociones…

images

Con mis mejores deseos.

Mucha felicidad.

Anuncios

La Vuelta al Mundo…

HOY es uno de esos días en los que SIENTO que…

HOY será, será, será, será MI PRIMER DÍA 
y mañana también y el resto de mi vida…

 

Porque tienes que PENSAR y CREER que…

Siempre la SUERTE nos cambia, nos gira 
Siempre habrá un NUEVO AMANECER…

2

Y aunque…

No tengo todo calculado 
ni MI VIDA resuelta 
solo tengo una SONRISA 
y espero una de vuelta

 

Porque…

Tengo todo el tiempo que perdí sin ver el SOL… 

9

 

Y también…

Tengo mil formas de decir que SÉ
que TODO IRÁ BIEN… 

 

 

Pero hazme y hazte un favor…

No te quedes aguardando a que pinte la ocasión

Que la VIDA son dos trazos y un borrón…

 

¡Disfruta! y…

GOZA la VIDA que va palante,

goza la vida con un pie detrás y otro delante

 

5

 

Siempre, todos los días…

CELEBRA la VIDA, 
que nada se guarda 
que todo te brinda…

 

Piensa que…

Queda CAMINO por andar 
borra tus huellas, toma las RIENDAS 
solo es cuestión de caminar… 

 

VISUALIZATE…

Y verás que TÚ PUEDES volar, 
y que todo lo consigues. 
Y verás que no existe el dolor, 
HOY te toca ser FELIZ… 

8

Porque dicen que…

Si una PUERTA se cierra SE ABRE otra.. lo sé 
más grande más bonita y mas FÁCIL q ayer…

 

Y yo sé que…

AHORA llega mi momento 
No pienso renunciar 
No quiero perder el tiempo 

4

Porque SIEMPRE…

Es mejor CAMINAR que parar y ponerse a temblar…

 

Pero afronta la vida…

Sin miedo a la locura, sin miedo a SONREIR 

Haciendo a cada paso lo MEJOR de lo vivido 

Mejor VIVIR sin miedo…

 

12

 

Y es que son…

Tiempos de pequeños MOVIMIENTOS, movimientos en reacción 
Una gota junto a otra hace oleajes, luego mares… océanos 
Nunca una ley fue tan simple y clara: ACCIÓN, reacción… repercusión 
Murmullos se unen forman gritos, JUNTOS somos evolución…MOVING!

 

 

Yo siento que…

Algo esta CAMBIANDO la VERDAD… 
Un NUEVO SOL TRANSFORMA la realidad…

 

3

 

Sólo tienes que darte una oportunidad…

Let the sunshine in, the sunshine in! /Deja que el sol brille!

 

 

Y…

Si en tu CAMINO solo existe la tristeza
y el llanto amrgo
de la soledad completa,
ven, CANTA, SUEÑA CANTANDO 
VIVE SOÑANDO el NUEVO SOL 

1

Porque…

I have a DREAM, a song to SING   / Tengo un SUEÑO, una canción para CANTAR
To help me cope with anything  /Que me ayuda a hacer frente a cualquier cosa

 

Tienes que…

Saber que SE PUEDE querer que se pueda 
quitarse los miedos sacarlos afuera 
pintarse la cara COLOR ESPERANZA 
tentar al futuro con el CORAZÓN 

 

10

No sé tú, pero yo…

Quiero CORRER EN LIBERTAD, 
quiero llorar de FELICIDAD 
Quiero VIVIR, quiero SENTIR el universo sobre mí 
Como un naufrago en el mar, quiero encontrar mi sitio…

 

Y a partir de YA…

Voy a REIR, voy a BAILAR 
VIVIR mi VIDA 

 

7

Es hora ya de DESPERTAR…

Quiero VIVIR, quiero SENTIR. 
SABOREAR CADA SEGUNDO, 
COMPARTIRLO y SER FELIZ… 

 

Y es que… ¿acaso puede existir el mundo sin UTOPÍAS? ¿No son los SUEÑOS parte de la VIDA?

Porque ese MILLÓN de pequeñas GRANDES cosas que nos REGALA la VIDA cada día son las que hay que VIVIR con toda su intensidad… y la RISA es esa MAGIA CURATIVA que va precediendo a la ALEGRÍA… Así que no olvides ponerle al mal tiempo BUENA CARA 😉 y deja de buscar la FELICIDAD porque lo que no sabes es que a voces te llama y solo tienes que ABRIR LOS OJOS para VER más allá de lo que puedas entender, tu brújula la llevas EN TU SER.

 

Supongo que ya habréis adivinado que se trata de mi lista de canciones positivas, optimistas, “buenrolleras”, esas que me ponen de buen humor y me hacen sonreir… llamadlas como queráis 🙂

Siempre que tengo un mal momento, estoy triste o siento que flaquean mis fuerzas, recurro a alguna de estas melodías… y es que ¡¡la MÚSICA ES PARTE DE MI VIDA!!

11

Gracias a todos los que conocéis el significado de estas canciones, de todas o de alguna, y también a los que simplemente pasen por aquí y puedan contagiarse del optimismo que pretendo hacer llegar a través de esta entrada, en la que os comparto mis tesoritos para sonreirle a la vida….

Porque tú puedes darle LA VUELTA AL MUNDO, contagiando sonrisas, ¿probamos?

 

 

 

Al borde de la vida

Al final iba a resultar la vida que no era para tanto…o, bueno, eso a lo que llamaban vida…

Cierto es, que si te llegabas a acostumbrar, lo podías llegar a soportar… pero los momentos malos, eran muy malos, demasiado para mi…

Deambulando, sin rumbo y con demasiado equipaje… por ese camino, si se le podía llamar camino, lleno de piedras y cubierto de maleza…con un único destino, vivir.

Me sentía profundamente decepcionada, frustrada, desilusionada. Me arrepentía de haber seguido a pies juntillas los consejos de todos los que me animaban a experimentarlo… No era como me habían dicho, y yo ya no tenía fuerzas, ni ganas, solo quería abandonar ese lugar, para siempre… pero, ¿cómo?  Estaba demasiado confusa, la penumbra me impedía ver con claridad y la atmósfera era fría y lúgubre, tenebrosa…No podía evitar que mi rostro se empapara de lágrimas de dolor y amargura al incorporarme después de cada caída…

Esa vez no lo pude aguantar y me derrumbé…mi cuerpo pesaba demasiado, lo sentía rígido, tenso, gélido, tembloroso y me desplomé, dándome de bruces contra la imperturbable superficie que, a duras penas, me había visto caminar hasta entonces. Entre sollozos pedí ayuda, pero ni siquiera alcancé a escuchar mi propia voz que no era voz, sino un lamento roto y profundo… Era más que un anhelo, una súplica…y, de todas formas, allí no había nadie que pudiera oírme…estaba sola, y lo peor de todo es que me sentía más sola que nunca, no podía decirse ni que me tuviese a mí misma, estaba fuera de mí, un cuerpo inerte, sin aliento, inconsciente…

Entonces desperté, pero mi cuerpo no era mi cuerpo, no me reconocía, aunque en el fondo sabía que era mío…Lo sentía demasiado ligero. Flotaba, me dejaba llevar al son de la música del viento… me sentía plena, feliz, llena de vida, por fin,  todo estaba lleno de luz. Una luz muy blanca, muy intensa pero suave al mismo tiempo… y entonces me vi allí tumbada… ¿Qué hacía allí? Entonces, ¿quién era yo? No podía ser… ¿qué estaba pasando? ¡Esa era yo! ¿y yo?…¿no era yo?

Me acarició, me sentí dichosa y colmada. Nunca seré capaz de explicar esa sensación…y entonces volví a despertar.

Volvía a estar allí… sola, pero era una soledad diferente.

Segura de mí misma y con mucha decisión conseguí alzar la vista y me incorporé. A mi paso se abrió un sendero de luces de mil colores, brillaban y relucían. Me guiaron hasta un acantilado donde pude ver al mar beberse el último destello de un sol de esperanza.

mujer_en_precipicioA mi espalda quedaba ya la oscuridad y el tenue resplandor del ocaso me acompañaba a lo que, si yo era capaz, sería mi vida. El miedo también fue protagonista de ese momento, me miraba a los ojos y me desafiaba, y yo sabía que no iba a apiadarse de mi. Pero el valor pudo más que él… Mire atrás por última vez, suspiré y comencé a correr lo más rápido que me permitieron los pies, después de todo, el que no arriesga, no gana, y yo iba a intentarlo. Estaba dispuesta a vivir, con todas sus consecuencias…

Llegué hasta el borde del precipicio, ya estaba allí, al borde de la vida. Medité unos instantes y me lancé al vacío, libre y decidida como nunca.

Ahora sé que estoy viva. Decidí dar el salto y ya no hay marcha atrás.

 

Si algo te frena los pies, es el momento de desplegar las alas y echar a volar para vivir…